La liposucción es un método muy común para dar forma al cuerpo. Como se indica en la definición, no debe pensarse como un método de pérdida de peso, sino que debe considerarse como un método de modelado corporal.

Es la eliminación de la grasa acumulada en ciertas áreas del cuerpo con la ayuda de cánulas finas (tubos de metal). El objetivo de este procedimiento es eliminar la grasa acumulada en exceso del cuerpo y darle al cuerpo una forma bien proporcionada.

Se puede aplicar en el vientre, cadera, piernas, rodillas, cintura, espalda, brazos, debajo de la barbilla y en los tobillos. La grasa eliminada a través de la liposucción se puede utilizar para fines de rejuvenecimiento en el área facial, una vez procesada. Esta operación extra ayuda al paciente a tener labios más atractivos.

Durante el proceso, las células de grasa se eliminan haciendo cortes milimétricos y utilizando cánulas. Como los cortes son milimétricos, esta operación no deja cicatrices. Las operaciones tienen como objetivo eliminar las células de grasa del cuerpo. Después de la adolescencia, la cantidad de células grasas en nuestro cuerpo no cambia. Las células de grasa crecen a medida que la persona envejece y no tiene una dieta adecuada o una rutina de ejercicios. Podemos explicar esto como: Si una persona tiene un millón de células de grasa en el área abdominal, es imposible que esa persona aumente de peso en esta área después de eliminar la mitad de las células grasas.

La operación se realiza con anestesia local o general según la solicitud del paciente. Al reimplantar la grasa extraída del cuerpo a las diferentes áreas del cuerpo, también se pueden realizar cirugías de lipoplastia, liposucción y lipoescultura.

La cirugía de liposucción se puede realizar en 4 métodos diferentes; Ultrasónico, láser, método seco y método húmedo. En los métodos ultrasónico y láser, las células de grasa se destruyen por la combinación de sonido y calor y se extraen a través de cánulas. Cuál de estos métodos es superior entre sí es incierto. Los cirujanos plásticos expertos prefieren el método tumescente. La liposucción tumescente es una técnica que proporciona anestesia local a grandes volúmenes de grasa subcutánea y, por lo tanto, permite la anestesia local mediante cánulas.

Se recomienda que los pacientes usen un corsé durante 3-4 semanas después de la cirugía para ayudar a prevenir la flacidez de la piel. Para eliminar el edema del cuerpo, se recomienda el uso de LPG, el ejercicio y el masaje de Lenf drenage.

Esta es una buena opción para ciertas etapas del tratamiento de ginecomastia (senos masculinos).