Este procedimiento ha sido muy popular durante los últimos años y se realiza debido a una pérdida de volumen y flacidez en el área de los glúteos.

Se evita la flacidez y se restablece el volumen de las nalgas inyectando grasa y utilizando implantes. Este procedimiento dura 2-2,5 horas y, si solo se realiza una inyección de grasa, se realiza sin cortes, por lo que no deja cicatriz. Sin embargo, si es necesario un implante, se realiza un corte de 4-5 cm de largo.

La flacidez causada por el aumento o pérdida de peso excesivo se elimina estirando los glúteos hacia arriba, eliminando el exceso de piel y cosiendo. Este tipo de cirugía deja una cicatriz más grande pero la cicatriz está oculta en el área del bikini.

Si solo hay una flacidez en las nalgas, el levantamiento se realiza sin un corte o cicatriz.