El área facial que cubre las mejillas y los labios, que se denominan cara media en la literatura, puede ceder en el tiempo debido a razones como el envejecimiento o la gravedad.

Estos hundimientos pueden cambiar la forma de la cara de un triángulo a un rectángulo. Para evitar este tipo de deformación, se realiza una estética de estiramiento en la parte media de la cara a través de un corte de 3-4 cm de largo por encima de la oreja, para reponer el tejido graso hundido.

Después de este procedimiento, la forma de la cara vuelve al triángulo y forma un rectángulo. Nuestro médico utiliza el método de inyección de grasa durante la cirugía para restaurar la forma de la cara si es necesario.