Hay 2 métodos diferentes de reconstrucción del himen:

1er método: se recomienda realizar de 3 a 4 días antes de la relación sexual. Tiene una posibilidad de sangrado menor. Se realiza uniendo los restos del himen.

Segundo método: se llama colgajo vaginal y se puede realizar unos meses antes de la cirugía. Es más seguro que el primer método y tiene resultados más permanentes.

En ambos métodos, el paciente no siente ningún dolor. Se realizan bajo anestesia local o general. La paciente puede volver a hacer sus actividades diarias inmediatamente después de la cirugía.