La ortodoncia es una especialidad de la odontología que tiene como objetivo prevenir las irregularidades dentales y maxilofaciales, y se centra en interceptar el progreso de las existentes y tratarlas junto con la creación de una mejor estética y función (masticación, fonación, etc.)
¿Cuáles son las causas de las irregularidades ortodónticas?
Factores genéticos
Defectos de nacimiento (fisuras de labio-paladar, etc.)
Fallos (respiración bucal, etc.)
Hábitos nocivos (chuparse el dedo, uso prolongado de chupetes, etc.)
Pérdida temprana de dientes deciduos
Trauma


¿Por qué deberían tratarse las irregularidades ortodónticas?
Dientes regulares,
Ayuda a la mordida eficiente, la masticación y la fonación.
Contribuye a tener dientes y encías saludables.
Reducir la susceptibilidad a enfermedades gingivales y caries.
Prevenir diversas disfunciones (problemas de articulaciones, etc.)
Posteriormente al tratamiento de las irregularidades dentales, se mejora la función y el aspecto de estos dientes y se logra un aspecto estético.
¿Cuándo se debe realizar un examen de ortodoncia?
A veces, un examen de ortodoncia a los 5 o 6 años puede ser útil. A esta edad, no se realiza ningún tratamiento de ortodoncia, pero se pueden tomar algunas medidas preventivas. Estos se definen como tratamientos de ortodoncia preventivos e interceptivos.
Tratamiento de ortodoncia
En general, hay dos etapas de los tratamientos de ortodoncia:
1. Etapa correctiva: en la actualidad, los tratamientos de ortodoncia pueden realizarse a cualquier edad. Los tratamientos incluyen aparatos fijos o removibles.
2. Etapa de retención: en esta etapa, se utilizan dispositivos pasivos y se pretende mantener el resultado de la etapa anterior.
Tratamientos preventivos de ortodoncia
El propósito de estos tratamientos es adquirir suficiente espacio para los dientes permanentes. Los retenedores están preparados para mantener los espacios creados por la pérdida temprana de dientes deciduos.
Tratamientos de ortodoncia interceptiva
Para prevenir problemas potenciales debido a hábitos dañinos como chuparse el dedo y tragar anormalmente, los aparatos están preparados para ayudar a dejar estos hábitos. Con el fin de retener espacios de dientes perdidos para que los dientes permanentes salgan a la luz, se toman medidas preventivas para los pacientes con dentición mixta.
El primer examen para el tratamiento de ortodoncia se debe realizar después de la erupción de los incisivos permanentes superiores e inferiores a los 7 u 8 años. A esta edad, muchos bebés tienen dientes permanentes y deciduos.
A través de la detección temprana de irregularidades ortodónticas, los tratamientos de tales problemas son más fáciles. Las irregularidades relacionadas con las mandíbulas (problemas esqueléticos) se tratan especialmente durante la infancia y la pubertad cuando el crecimiento y el desarrollo aún están activos. Si estos no se tratan a una edad temprana, se pueden corregir con cirugía ortognática después de los dieciocho años. En algunos casos, aunque el problema se detecta a una edad temprana, el ortodoncista puede tener un enfoque de “esperar y ver”, por lo que se puede determinar el tiempo adecuado mediante controles periódicos.